DECÁLOGO DE UN MILLÓN DE JÓVENES

1. LA ESENCIA: SER UN MÚSCULOS CIUDADANO.

Un millón de jóvenes por México es una iniciativa 100% ciudadana, apartidista e independiente. No está vinculada a ningún partido político, sindicato o grupo de interés. Somos un movimiento de jóvenes comprometidos con México que busca la interlocución eficaz con los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a los niveles Federal, Estatal y Municipal. Los jóvenes queremos asumir la responsabilidad de vivir en una democracia verdadera, entender nuestra libertad y hacer el mejor uso de ella, reconociendo nuestros derechos y cumpliendo con nuestras obligaciones.

2. LA VOZ: REVALORAR A LOS JÓVENES.

Hoy México es un país joven y los jóvenes no estamos representados en la toma de decisiones, solo en la ejecución de las mismas, Llegó la hora de asumir el papel que nos corresponde dentro de la sociedad mexicana para que nuestra voz realmente se escuche y nuestra participación en la vida pública haga la diferencia.

3. EL PROPÓSITO: LEGITIMAR UN MÉXICO LÍDER.

Los jóvenes no vemos un México con limitaciones irremediables sino un país de infinitas posibilidades. México superará la pobreza, la inseguridad y la corrupción porque nosotros haremos nuestra parte. Estamos convencidos que no hay nada que no pueda ser cambiado; podemos hacer posible lo que parece imposible si tenemos visión, nos unimos y decidimos actuar con determinación.

4. EL VEHÍCULO: UNA AGENDA DE LIBERTAD Y CORRESPONSABILIDAD.

Los jóvenes diseñamos una agenda de libertad pero sobre todo de corresponsabilidad. Seremos interlocutores estratégicos pues proponemos directrices tangibles para construir una sociedad mucho más comprometida y participativa. Una agenda de libertad implica una agenda ciudadana, una agenda democrática, en donde la voz, las ideas y las propuestas de los jóvenes mexicanos, verdaderamente sean tomadas en cuenta. Esta agenda deberá avanzar independientemente del partido en el gobierno. El verdadero poder es nuestro, de los ciudadanos.

5. EL ANHELO: VIVIR EN LIBERTAD ASUMIENDO NUESTRA RESPONSABILIDAD

La libertad constituye la riqueza de cualquier país pues permite que los jóvenes podamos explotar nuestro talento y creatividad para crear. Nosotros no solo decimos qué exigimos al gobierno, sino qué nos comprometemos como ciudadanos, por eso somos libres y responsables. Apostamos a crear nuevas reglas del juego que premien el esfuerzo y el talento, estimulen la responsabilidad, la iniciativa y la honestidad, y sancionen el abuso, el rentismo, la apatía y la falta de ética.

6. LA BASE: SEGURIDAD DEMOCRÁTICA Y ESTADO DE DERECHO.

Los jóvenes queremos un México en donde impere una cultura de integridad, legalidad y orden, con un Estado de Derecho que limite el poder de cualquier autoridad y rija la convivencia pacífica entre ciudadanos. Queremos leyes simples para un entrono dinámico y complejo, en donde exista la igualdad de oportunidades como eje del marco jurídico. Queremos que el sistema de justicia funciones y la seguridad sea garantía para todos.

7. LA FÓRMULA: EDUCACIÓN DE CALIDAD PARA POTENCIAR EL DESARROLLO HUMANO.

Los jóvenes queremos un México en donde exista educación de calidad que además de ser accesible a todos, genere ciudadanos responsables, proactivos y emprendedores. Queremos fomentar el desarrollo de ciencia y tecnología y privilegiar una economía basada en el conocimiento.



8. EL LIDERAZGO: DESARROLLO ECONÓMICO Y SUSTENTABILIDAD

Los jóvenes queremos un México con una economía fuerte, abierta y antimonopólica, que nos permita trabajar, innovar y alcanzar mayor productividad; en donde se privilegie la inversión y el ahorro para desarrollarnos más rápido y así ser más competitivos. Queremos combatir la pobreza generando mayor riqueza. Queremos asegurar un crecimiento económico incluyente y de largo plazo con un enfoque de buen uso y cuidado de los recursos hídricos, energéticos y forestales.

9. LA RAZÓN: COHESIÓN SOCIAL E IDENTIDAD

Los jóvenes queremos un México sin pobreza en donde no existan diferencias entre mexicanos. Queremos llevar la libertad de iniciativa privada a todos los sectores de la población, en especial a los más desfavorecidos, para reducir la brecha entre clases sociales, fortaleciendo las capacidades creativas y empresariales con el fin de lograr un crecimiento incluyente y una sociedad más cohesionada y participativa.

10. EL CONTRAPESO: GOBERNABILIDAD, DEMOCRACIA Y SOCIEDAD CIVIL

Los jóvenes queremos un México con un gobierno ágil, confiable, enfocado e inteligente, con la capacidad de atender las prioridades, monitorear los resultados, asegurar la transparencia y hacer cumplir la rendición de cuentas. Apostamos por un sistema real de pesos y contrapesos que equilibren el poder público. Queremos establecer las condiciones para la participación y el diálogo abierto entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a los niveles Federal, Estatal y Municipal. Todos los jóvenes merecemos ser escuchados, independientemente de nuestro origen y condición.